Claves para el desayuno adecuado de los peques

Hola a tod@S!!

No es una mentira que la mayoría de nosotros vivimos en un no parar diario, a contrarreloj, terminado de hacer “algo” para empezar con otro “algo”, y así casi todos los días de nuestra semana. Y este ritmo de vida, si no sabemos gestionarlo bien, puede llevarnos en más de una ocasión a dejar de lado cosas esenciales.

Una de esas cosas esenciales y de las que voy a hablaros en este post es de la importancia del desayuno de nuestros peques.

untitled 2.png

¿Y por que digo que esto puede llegar a dejarse de lado? Porque miles de familias son las que se levantan cada mañana a todo correr, sin sentarse a desayunar un mínimo de tiempo, lo que hace que al final no se preste la atención debida a una de las comidas más importantes del día y con mayor razón, del día de nuestros hijos.

Y es que solo alrededor de un 8% de los escolares, toma un desayuno completo y equilibrado para empezar el día. Por lo que todas las familias deberían organizarse de tal manera que pudieran disfrutar del desayuno correcto.

untitled 3.png

No podemos olvidar que esta etapa de la vida de los peques es importantísima en la formación de sus hábitos alimentarios, y que nosotros, sus padres debemos educarles a “comer de todo” y predicando con nuestro ejemplo. Prestando interés a que el niño disfrute comiendo. Y para ello que mejor manera de introducirles en el hábito de empezar el día con un buen desayuno. De hecho, si nos paramos a pensar, cuando disfrutamos de un desayuno completo y equilibrado, ¿no nos sentimos mejor para afrontar la jornada? Yo, SÍ

untitled

Y a los niños les pasa lo mismo, de hecho está demostrado que aquellos niños que no realizan un desayuno suficiente y adecuado, presentan menor puntuación en la atención y en el rendimiento académico, ya que empiezan el día sin el “combustible” necesario tanto en cantidad como en calidad. Además, que un buen desayuno contribuye en corto plazo a su bienestar general y a disminuir el riesgo de padecer obesidad en el futuro.

Así pues, aquí os dejo las claves de lo que sería un desayuno adecuado, que cubra las necesidades energéticas (un 20% de las necesidades totales del día) y nutricionales de los peques (y también las nuestras):lacteos-polemica-marcoferrerio_com_

1) Un vaso de leche o un lácteo (a esta edad deben ser enteros, a no ser que su pediatra haya prescrito lácteos desnatados o semidesnatados).

cereales-integrales

2) Una ración de cereal: lo mejor son las tostadas de pan, y si es integral mejor que mejor, pero podemos alternarlo comiendo de vez en cuando galletas, cereales, magdalenas…, en el equilibrio está la clave.untitled4

3) Una pieza de fruta o su zumo natural. Pero con fruta quiero decir también tomate por ejemplo, rallado, en zumo, en rodajas…

4) También podemos incluir un poco de jamón serrano o fiambre de pavo o jamón york…

Y eso es todo por hoy, así que me despido en este post recordando una de mis frases favoritas y que es reflejo de mi estilo de vida:

img_7118

Espero que os haya gustado!!

Hasta el próximo post!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s